la novia


22 comentaris:

  1. Je, je, muy evocadora, sin ver la cara de la mujer, ni la edad que tiene, no acabamos de tener todos los elementos para saber que puede estar pensando ella, pero hay está el misterio de la foto, se verá así en un futuro con esperanza, añora el tiempo en el que ella paso por eso, o tiene una cara de profundo asco y la parafernalia de las bodas le da asco. Por la forma de vestir y el tipo de bolso que lleva descartaría la última. Seguramente la explicación es más banal y solo está juzgando si le gusta el vestido.

    ResponElimina
  2. Bon exercici de narrativa visual!!!

    Deixas la porta oberta a la imaginació.

    Una abraçada!!!

    ResponElimina
  3. Si fuéramos suficientemente receptivos, podríamos escribir un libro de relatos cortos basado en las historias que nos puede transmitir la foto. Gracias por compartirla.
    Agustín.

    ResponElimina
  4. Antiguamente los comerciantes "despachaban" por lo que sus escaparates eran un mero muestrario de sus productos. Hoy día con eso no vale y los escaparates no se limitan a enseñar, sino que tienen que cumplir con la función de atraer al cliente y ser su cebo.
    Indudablemente éste cumple su cometido, ha hecho detenerse a la chica, pero también ha enganchado en su anzuelo al fotógrafo. El resultado una fotografía perfecta, muy bien ejecutada y con un blanco y negro de lujo.
    Un abrazo,

    ResponElimina
  5. Gran simetria, que et porta directe a la cara de la foto de l'aparador. Si, hi ha moltes històries per explicar la situació. Però és bonic el gaudi de quedar-s'hi atrapat.

    Salut!

    ResponElimina
  6. Oportunisme i enquadrament extraordinaris!
    Una abraçada

    ResponElimina
  7. Me gustan las fotos que entrecruzan dos realidades. En el barroco se lo llamaba conceptismo. Hallar una relación insólita entre realidades distantes. En este caso, las dos son mujeres. Una idealizada, la novia, con su erotismo comercial con la espalda desnuda. Un traje largo de princesa. Ese día especial de todas las novias que tanto representa para muchas mujeres. Y por otro lado, la mujer real que pasa por allí y se confronta con el cartel y que tú has estado esperando durante un rato para que se produzca la chispa narrativa. Podemos pensar que la imagen idílica de la mujer despierta un deseo de vivir algo parecido, algo profundamente romántico, en la mujer que camina. Y encontramos un camino, una cohesión entre las dos imágenes, que es lo que buscabas al esperar un rato frente al cartel con la cámara preparada. NO sé qué hubiera pasado si hubiera pasado una sintecho, o una mujer pobremente vestida o una inmigrante o una niña... Hubiera dado lugar a poéticas distintas y nuestras conexiones serían diferentes. En esta caso funciona por asociación o proximidad. No son mundos tan alejados y uno puede ser considerado continuanción imaginativa del otro. Tengo fotos de la entrada al Bagdad Café con propaganda de sexo por internet frente al que pasan distintos sujetos. Lo he fotografiado en varias ocasiones hasta que me cansé. No acabé de encontrar la conexión apropiada pese a que pasara una inmigrante magrebí tapada, un anciano que se confronta con las imágenes del sexo virtual, un currante... Es todo un arte encontrar la asociación oportuna que en este caso, sin demasiada estridencia, se ha conseguido.

    ResponElimina
  8. Me gusta el diálogo visual que has establecido entre ambas, por cierto también ella, por el estilo y la postura, parece una modelo urbana

    Bon cap de setmana!!!

    ResponElimina
  9. Dona la sensació que segueix la línia de l'anterior, a mi m'agrada més aquesta.

    ResponElimina
  10. En ese bolso parece que aguarden el tiempo, las rutinas, los silencios y todo ese "enorme" desgate de la vida. En el aparador, la metáfora perfecta de un futuro que ya pasó. Genial propuesta, Ramon.

    Salut i alegria.

    ResponElimina
  11. ¿A dónde nos asomamos cuando nos detenemos ante un escaparate? ¿Hacia fuera o hacia dentro?
    Ahí queda la pregunta, sostenida en este instante interminable de la foto.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  12. Efectivamente nada mas ver la fotografía te sugiere una determinada relación entre las partes, y por tanto una historia. Contar una historia con una imagen no es fácil, pero crear una historia personalizada en cada observador es un lujo.
    Yo enseguida he construido la mía.
    Enhorabuena Ramón.
    Un beso.

    ResponElimina
  13. Qué buena, un simple gesto y surgen multitud de interrogantes sobre ese momento y su protagonista.

    Grande Ramón, grande.

    Abrazos.

    ResponElimina
  14. Tendrá ganas ella?..jejej, muy buena toma...un saludo desde Murcia....

    ResponElimina
  15. Genial!!!...una sencilla imagen para suscitar muchas interpretaciones y sensaciones, de eso se trata, y por ello vuelvo a darte mi más sincera enhorabuena!!!

    He procurado estar al tanto de tus trabajos, siempre llenos de intencionalidad y con ese envidiable procesado en blanco y negro, aunque no comente todo lo que debería...pero sabes que estoy atento!!!

    Un fuerte abrazo, Ramón!!! ;)

    ResponElimina

  16. Un estupendo trabajo de revelado. La composición, tan vertical, me parece otro acierto.

    · Saludos

    · LMA · & · CR ·

    ResponElimina
  17. Gracias a todos por vuestros comentarios.
    Saludos.

    ResponElimina
  18. jo pense que tal vegada estara preguntant-se ... serà per a mi aquest traje ?? sera el meu ??
    Ben vist i ben captat 1
    cuida´t !!

    ResponElimina

Toggle menu