#485. La Boqueria IV


30 comentaris:

  1. Después de unos días de viaje es todo un placer volver por tu blog y encontrarme de nuevos con una colección de grandes tomas, amigo.
    La sombra que se proyecta sobre ella es alucinante. El misterio de su rostro ocultando sus ojos es de película. Enhorabuena.
    un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Espero que tu viaje haya sido provechoso, fotográficamente, también.
      Gracias, César. Un abrazo.

      Elimina
  2. Ramon, en la meva modesta opinió, aquesta és una de les millors fotos que t'he vist.

    Hi ha tot un joc irònic entre les dues protagonistes antagòniques: una noia jove amb vestit elegant i una dona gran amb vestit feiner. Com no podria ser menys, es donen l'esquena, malgrat que resten unides per la paleta cromàtica de la seva indumentària.

    Per si això fos poc, el medalló modernista s'afegeix a aquest conjunt cromàtic i acaba de formar un triangle d'allò més interessant.

    Aquests dies en que la manca de temps fa que la meva càmera dormi plàcidament a la seva bossa, veure imatges com aquesta m'estimula i em fa salivar. Gràcies, Ramon!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Moltes gràcies a tu, Ferran.
      Apa, espavila!! i no deixis dormir la càmera, que si no, es rovella la mirada :)

      Elimina
  3. Coincido con Ferran!!!, es un fotón. Primero los colores, que en esta ocasión, junto al conjunto de luces y composición perfectas si que me aportan un plus increible (es decir, para mi el color solo no, pero conjuntamente con otros elementos me parece un añadido genial). El azul y rojo como protagonistas preciosos. Luego ese rayo de luz partiendo de forma magistral el rostro de la sofisticada chica. El sombrero como detalle distintivo. Texturas contrastadas, la forma de darse la espalda los diferentes elementos y luego el hecho del formato vertical que es con lo que veo que esta jugando últimamente y poniendo tus mayores esfuerzos. Desde luego, en las fotos que nos vas mostrando se ve una ilusión tremenda en avanzar hacia un camino, en mejorar, en crear estilo. Y en estos días donde veo cansancio en la fotografía de otros blogueros (yo mismo que más que cansancio como sabes tengo inactividad total) lo de tu viaje es realmente "Encoratjador". Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchas gracias, José Antonio. Como siempre, tu análisis me anima a seguir escribiendo este guión vertical que me reta actualmente. Mañana no se, igual street panorámico, je je je
      Encuentro a faltar tus fotos, lo digo de verdad, tan distintas a las mías, pero que con frecuencia me dejan absorto y me aportan otras formas de ver la fotografía.
      Un abrazo, amigo.

      Elimina
  4. Dues figures que semblen il·luminades pel mosaic modernista, això els dóna unitat per la llum i pel color. Però sembla que la unitat s'acaba amb aquest detall circumstancial. A partir d'aquí, tot són diferències i obstacles en forma de columna, postura, estil de vestir... Potser vivim en un món d'oposats o de contradiccions, i anem coincidint en espais efímers... i de vegades realment petits, si el format és vertical :)

    ResponElimina
    Respostes
    1. Em deixa perplexa la teva lectura, a sovint li dones un sentit sociològic a les imatges, cosa que a mi se m'escapa, em centro potser més en l'estètica, i llegir el teu anàlisi sempre m'aporta coses positives i aprenc. Gràcies, Oriol.

      Elimina
  5. Composición, tonos, luces, sombras, los personajes -fundamentalmente la chica-todo un conjunto excelente. Enhorabuena, Ramón.
    Agustín.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias, Agustín, un placer verte por aquí.

      Elimina
  6. Pienso como Jose Antonio, es un fotón, llama mucho la composición y los colores y ese juego de luces y sombras tan difíciles de captar.

    ResponElimina
  7. A mi me parece que hay espíritu blaugrana en esta foto: la elegancia de Iniesta y Xavi en sus buenos tiempos, su armonía, su elegancia, su eficacia.

    Y eso que no me gusta mucho el fútbol.

    Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Caramba, Xuan, me sorprende de ti, el simil futbolístico, hace mucho tiempo que el futbol me resbala, aunque bien pensado, fotografiar el rojo y azul, es más divertido que hacerlo al blanco, o no? :)
      Un abrazo.

      Elimina
  8. La Boquería es un mosaic de tot tipus de persones i contrasts. La llum y l'ombra, la sofisticació de la noia, comparada amb el poc glamour del personatge del fons o la columna depullada amb el trencadís de la dreta. Magnífica composició.
    Una abraçada Ramon

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ben cert, Josep, la Boqueria, es un microcosmos realment fotogènic.
      Una abraçada.

      Elimina
  9. Bon joc de llums i ombres. La pose de la noia transmet una certa elegància natural, i el barret, que deixa el rostre parcialment en ombres, permet un cert toc de misteri...
    Salut!.

    ResponElimina
  10. Coincido con los demás, una vez más me deslumbras... Ay! la boquería... Que gran lugar...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Cuando paso cerca de la Boqueria, no lo puedo evitar, poco o mucho, siempre le dedico un tiempo, y a veces la suerte te sonrie.

      Elimina
  11. Un turista, una dona enigmàtica i un mosàic modernista.

    Ah, i en Pinocho al darrera.

    Ara que cadascú es faci la seva pròpia història, la imatge dona per aixó i més.

    Una abraçada Ramon.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Cert, es ben bé que cadascú llegeix la seva interpretació, penso que és una de les virtuts de la fotografia, en que tot potser veritat o mentida.
      Una abraçada, Manel.

      Elimina
  12. No he dejado de seguir tu trabajo, a pesar de que no deje comentarios tanto como quisiera, que por cierto sigue sorprendiéndome gratamente y haciéndome disfrutar de una forma de ver muy diferente a lo que soy capaz de captar...ello me supone una sensación refrescante!!!

    Enhorabuena por tanto y tan bueno...un gran abrazo, amigo!!! ;)

    ResponElimina
  13. Todo un compendio de luces, sombras y, sobre todo, color. Las dos figuras humanas, ajenas una a la otra, separadas en sentidos y mundos diferentes, acaban de poner la guinda en el pastel de esta magnífica fotografía.
    Un abrazo,

    ResponElimina
  14. Un triángulo de colores púrpura, seguro que a Prince le encataría, jeje.

    Imagino que no debe ser fácil encontrar momentos así, santa paciencia, verdad, Ramón.

    Enhorabuena.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  15. Gracias, Enrique. En mi opinión, en fotografía hay que tener algunas actitudes, entre ellas, la paciencia. Un abrazo.

    ResponElimina

  16. Te diría que el elemento principal creo que es la columna iluminada. Divide la imagen y fuerza un diálogo entre las partes opuestas por la dirección de la mirada.. Si le añadimos esa gama cromática tan bien conjuntada, pues resulta otra gran foto.
    Regreso de mi breve ausencia y voy disfrutando de tu obra pasada.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponElimina

Toggle menu