#498. La Boqueria VI


17 comentaris:

  1. Dios, que horror. No se si te llamaría la atención la imagen de la chica, o es casualidad. Pero no se las luces tan extrañas sobre su cara, y justo cayendo sobre el labio, resaltándolo, le da un toque grotesco su rostro. La luz por supuesto es genial. Pero de la foto me quedaría con ese rostro casi a lo joker de batman.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Je je...bueno hombre, no es para tanto, siento el susto que te he dado. :) El sombrero era de paja y dejaba pasar pequeños cuadritos de luz sobre la cara de la chica, por eso tiene este efecto algo raro.

      Elimina
  2. Ja, ja, ... m'ha fet riure la vehemència d'en Jose Antonio. Gairebé com sempre, però, estic d'acord amb ell. La llum, que sempre és la teva gran aliada, aquest cop et juga una mala passada en la cara del subjecte. És una pena, perquè la fotografia està molt ben trobada.

    L'estil de la imatge però, m'ha fet pensar en que ja s'acosten aquests mesos en que el sol no s'enlaira gaire i crea aquestes atmosferes lumíniques suggerents que aprofites tant be ...

    ResponElimina
  3. Bueno, ese juego de luces y sombras en el que eres un maestro en esta ocasión jugó en tu contra al menos tanto como los agujeritos del sombrero. Eso sí, no se puede negar que la fotografía resulta peculiar y, puede que por eso, llamativa.
    Un abrazo,

    ResponElimina
  4. Prescindint de la imatge (que no es posaria al seu perfil), una vegada més jugues amb la llum de manera fantàstica.
    Una abraçada

    ResponElimina
  5. Doncs jo trobo que és una imatge ben encertada per il·lustrar determinades formes de turísme que freguen el ridícul i que corren tant per Barcelona, com ara la combinació de mercat i botiga de bijuteria que veiem a la imatge...

    ResponElimina
  6. Sí que se le ve rara la cara a la chica, como si se hubiera metido botox, jeje.

    El momento sí que es especial con esas luces.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  7. Gracias a todos por vuestros comentarios. Teneis razón los que de alguna forma u otra, veis en la cara de la chica una discordancia con el conjunto de la imagen. Pequeños detalles, o no tan prqueños, que transforman una buena imagen, en mediocre.
    Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hi ha molts entremitjos entre una obra mestra i una obra mediocre, i aquesta imatge no és ni una cosa ni l'altra.

      Com et diu en César HDiago, hi ha molts elements d'ella que només estan a l'abast d'un bon fotògraf, i que són habituals en la majoria d'imatges que ens presentes. Hi ha un detall però que, com be dius, pot ser discordant amb la qualitat global de la imatge.

      Aquest fet potser dificulta gaudir-la com un conjunt, però de cap manera impossibilita apreciar molts dels detalls que conté.

      M'agradaria veure'n una segona versió amb el subjecte ben il·luminat. T'hi animes, Ramon?

      Elimina
    2. Be, al dir mediocre, volia dir "normal", perqué segons veig, gran part de fotos que circulen, son normals, i quan això es majoria resulten mediocres.

      Hi ha una cosa que tinc que aconseguir algun dia, i és saber escollir les pròpies fotos, em costa moltíssim. Hi han dos moments perqué una fotografia sorti a la llum, el primer es el contacte amb la realitat, quan tens el dit al obturador, el segon quan edites, i aquest últim no el porto gaire be.

      En quan a la teva proposta / incitació, no la puc acceptar :). Tinc molt clares dues frases de Cartier Bresson. "Mai trobes una fotografia quan la cerques" i "Mai cerco una gran foto. Més aviat la foto ve a mi". O quelcom semblant.

      Gràcies per les teves paraules, Ferran.

      Elimina
  8. Bueno, una opinión discordante:no se porque nada más ver la imagen en el iPad y sin agradar me vino a la memoria los grandes cuadros del claroscuro del barroco, Caravaggio and company.Y fotográficamente la veo así, magnífica.
    Esos otros detalles están ahí como la vida misma, Ramón y no disminuye su valor. Tus claroscuros son geniales. Buen día
    Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias Cesar. Con frecuencia decimos que congelamos el tiempo al hacer una fotografía, el gran dilema es saber cuando lo debes congelar (el instante decisivo), quizás si hubiera esperado un par de segundos, que se hacen eternos cuando estás frente al sujeto, un simple movimiento de cabeza de la chica, y no hablaríamos del aspecto de su cara, como tema central de la imagen.
      Un abrazo.

      Elimina
  9. Parece un maniquí o una muñeca de cera, pero no solo por el efecto de la luz en su rostro, sino también por los elementos que la rodean que parecen conformar un escaparate diseñado al milímetro: los colores básicos, la luz y la sombra perfilada, los taburetes, el luminoso...Un cuadro urbano de lo más interesante.

    Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. El maniquí estaba a punto de zamparse un helado ;)
      Gracias Xuan. Un abrazo.

      Elimina
  10. Parece que esa luz y esas sombras sobre la boca de la chica está sembrando la polémica.
    A mi desde luego es lo primero que me ha llamado la atención.
    Un abrazo, Ramón.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ya sabes, Emiliano, aquí la polémica argumentada, se sirve en plato de lujo con cierta frecuencia.
      Gracias por pasar, un abrazo.

      Elimina
  11. Excelente foto, que bien dominas la luz.

    ResponElimina

Toggle menu