#505. Observadors i observats


9 comentaris:

  1. Certament donen molt de joc els maniquies dels escaparats i més si estan vestis i son com en aquest cas blancs, m´agrada la dualitat entre observadors i observats de la imatge qua portes.
    En vore aquest imatge m´has recordat que tinc pendent el fer un retrat d´un escaparat que vaig veure l´altra setmana però ja a la vesprada-nit i amb les llums enceses.
    Salutacions !!!

    ResponElimina
  2. Qui mira a qui???

    Tots miren i són mirats, fins i tot el fotògraf.

    Oportú marc de color, sempre tan hàbil :))

    Una abraçada.

    ResponElimina
  3. Miradas y miradas, con gafas y sin ellas, reales y de plástico, las de los maniquies siempre me han resultado un tanto intrigantes, como si escondieran algún tipo de personalidad oculta.

    Bien captado, incluso los colores ocres del otoño y los dos jerseys de las chicas.

    Eres tremendo, Ramón.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias Enrique. El tema de los maniquies está algo gastado fotográficamente, aunque me pasa algo parecido a lo que comentas, si los observo en detalle también me inquietan, parece como si tuvieran vida propia, y de vez en cuando no puedo evitar el "click".

      Saludos.

      Elimina
  4. Molt ben trobada. Els aparadors donen molt joc i a mi particularment, m'encanta veure el contrast entre la vida de fora i de dins.
    Una abraçada Ramon

    ResponElimina
  5. Gràcies a tots per la vostra visita i comentaris.

    ResponElimina
  6. Un montón de miradas, no todas reales, pero la más directa la de la joven de gafas que aparece entrando en escena y preguntándose que estarás fotografiando.
    Un abrazo,

    ResponElimina
  7. És estupenda, Ramon. El joc de mirades, l'instant just en què el grup de passants s'obre i emmarca el grup de maniquins... les dues noies vestides del mateix color ajuden perfectament a crear el marc...

    ResponElimina
  8. No puedo evitar que se me escape una sonrisa: el escaparate y la calle a menudo se confunden. Eso es para mi lo más inquietante: no estar seguro que de quiénes son los maniquíes, quién el observador y quién el observado.

    Sin duda la coincidencia de la vestimenta de las chicas es clave para producir esta sensación.

    Un abrazo.

    ResponElimina

Toggle menu