#517


16 comentaris:

  1. El somriure de la noia ho eclipsa tot.

    ResponElimina
  2. ¡Qué juego de sombras y luces más seductor! El ochenta por ciento de la foto es negro aunque se ven algunas figuras casi en forma de siluetas o sombras. A la izquierda hay una zona de luz que contrasta fuertemente con la oscuridad de la imagen: pero lo realmente significativo es el rostro de la chica y el semáforo con la señal en plena zona de iluminación. Parece sencilla pero no lo es. El fotógrafo sabe qué busca y ha disparado en el momento en que el rostro de la muchacha se iluminaba por un rayo de luz. Un equilibrio sugerente que hace surgir la admiración del espectador. Es como una jugada de billar bien pensada que obtiene la carambola exacta, en el punto exacto. No es azar, no. Porque en la fotografía en general hay un componente importante de azar. Los hados suelen ayudar al fotógrafo cuando sale a la calle, pero en las fotos de Ramón, este azar está unido a una planificación mental que es perceptible como en esta foto de apariencia simple. Pero lo sencillo es difícil. Espléndida.

    ResponElimina
  3. De entre la oscuridad, la alegría y el contrapunto.
    Genial !
    Un abrazo

    ResponElimina
  4. Je, je, me encanta tu princesa de luz, esta como aparecida para darle todo el sentido a tu foto iluminándola además con su sonrisa. La foto quizás, sin la orda de personajes másculinos del primer plano mejoraría, pero vaya, no se puede tener todo. La luz en el semaforo y la seña del prohibido, brutal. Enhorabuena.

    ResponElimina
  5. Lo que importa es lo que importa y lo demás ... acompaña. Muy buena. Un abrazo

    ResponElimina
  6. Hi han persones que tenen llum pròpia.

    I tu as trobat una.

    En aquest cas el senyal fins i tot em sobra, ja que condiciona i molt la lectura, o jo més aviat diria que em distreu de l'essencial.

    Potser sóc massa simple, però amb aquesta expressió il.luminada entre la foscor tinc de sobres.

    Una abraçada Ramon.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Una vegada més fem diferents lectures, per mi el semàfor és essencial, ja que separa i uneix a la vegada, dues fotos, l'esquerra la llum i el senyor que està treballant a la finestra, i per altre la dreta, la noia que reb la llum del sol.
      Tot i així, gràcies per la teva lectura, sempre es bo escoltar la diferència.

      Una abraçada Manel.

      Elimina
    2. No parlava de semàfor, Ramon.

      Parlava del senyal de prohibició.

      I el seu clar missatge negatiu entra en contradicció amb l'amable escena.

      Prohibit somriure???... No ho veig clar, és aixó el que volia dir.

      Una abraçada i gràcies per tenir en consideració la meva humil opinió.

      Elimina
    3. Ha ha ha!! M'ho poses encara més fàcil, la senyal no prohibeix somriure està clar, però si que forma part del triàngle de vermells de l'esquerra. ;)

      No siguis tan humil home, que jo sempre em prenc les teves opinions seriosament i amb interès.

      Una abraçada.

      Elimina
  7. No me canso de decirte que juegas muy bien con la luz.

    ResponElimina
  8. Y además te regalan una sonrisa, jeje.

    Con una foto así, uno ya se puede marchar a casa satisfecho, ¿no?

    Feliz semana, Ramón.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues lo cierto es que este día hice una única foto, esta. Iba a hacer unos encargos, pero siempre me acompaña mi cámara de bolsillo, y con frecuencia hago fotos mentales, pero esta no la podía dejar escapar.

      Feliz semana, Enrique.

      Elimina
  9. Gracias a todos por vuestros comentarios.
    Saludos.

    ResponElimina
  10. Esa cara sonriente es como un imán para la mirada, al igual que las manos de la entrada anterior.

    Un fuerte abrazo,

    ResponElimina
  11. Maravillosa imagen, Ramón, hecha de negaciones y afirmaciones, de polos negativos y positivos, ¡eléctrica!

    ResponElimina
  12. Maravillosa imagen, Ramón, hecha de negaciones y afirmaciones, de polos negativos y positivos, ¡eléctrica!

    ResponElimina

Toggle menu